Para ir al tema de interés haga click sobre el texto subrayado al aplicar el curso.

¿Qué es la caries dental?. Un retazo de su historia

¿Cómo y porqué se escribe así?

Empecemos por dejar claro que la palabra caries siempre termina en s (caries). No tiene forma plural o singular propia, es un sustantivo femenino con plural invariable, cuyo número lo indica el artículo precedente, así tenemos "la caries, las caries...". No se asombre, los plurales invariables son frecuentes en castellano, un ejemplo típico son los días de la semana, que todos termina en s. El termino caries viene del latín y significa podredumbre, corrupción y decadencia.

¿Qué es la caries dental?

Es una enfermedad producida por bacterias, especialmente estreptococos mutans y lactobacilos, que forman parte de la placa bacteriana y son capaces de producir ácido acético y propiónico, que actúan desmineralizando y desestructurando la superficie externa del esmalte. La caries es una enfermedad multifactorial en cuyo desarrollo intervienen varios agentes, el más importante de ellos es el tipo de alimentación y dieta pues es quien proporciona el sustrato sobre el que actúan las bacterias, principalmente la asociación entre estreptococus mutans y lactobacillus con su triple capacidad acidógena, acidófila y acidúrica. Otro factor muy importante es la saliva; cuadro bactla composición, flujo y consistencia de la saliva tienen una influencia decisiva sobre la aparición de caries. También hay que considerar la herencia, como se sabe existen personas resistentes que no presentan caries o presentan muy pocas caries y otros altamente susceptibles. La composición química del esmalte juega un papel determinante en especial la presencia de fluoruros. La forma de los dientes, en particular la profundidad de los surcos y fisuras, y la malposición y apiñamientos son también factores de importancia para que las personas sean más susceptibles al desarrollo de caries.

La foto se presenta cuatro imágenes con los rasgos morfológicos del Streptococcus mutans. La primera foto es al microscopio de luz con una coloración de Gram +, se observa la organización en cadena que caracteriza a todos los estreptococos. Las otras fotos son micrografías electrónicas, S. mutans se encuentra habitualmente en la cavidad oral. Es junto con el lactobacillus una de las principales bacterias que causan la formación de placa en los dientes. Produce dextrana, un adhesivo de la glucosa, que se pega a los dientes. Dentro de la placa, las bacterias producen ácido láctico a partir de carbohidratos de la dieta, lo que provoca la desmineralización del esmalte dental y la dentina.

La primera manifestación de la caries es una destrucción imperceptible de la superficie del esmalte, la cual con el tiempo se manifiesta por una alteración de color y consistencia de la parte atacada. Suele aparecer una mancha blanca, parda o negruzca que da lugar posteriormente a una cavidad que avanza en profundidad a medida que el proceso continúa. Se localiza preferentemente en las fosas, surcos y fisuras de todos los dientes, alrededor de los puntos de contacto entre los mismos; también en las zonas de unión entre el cemento y el esmalte, el llamado cuello del diente. Es decir, en aquellas zonas que ofrecen las mejores condiciones para el desarrollo y retención de los microorganismos y restos alimenticios que dan lugar a la fermentación y producción de ácidos. Su progresión se efectúa en profundidad, atravesando las diferentes zonas del diente, hasta llegar a la pulpa que es donde están los tejidos blandos del diente la cual se infecta con bacterias patógenas de otra índole y dan lugar primero a los dolores dentales y posteriormente a procesos infecciosos que se extienden al hueso que soporta el diente y a las estructuras vecinas de la cara y el cuello.

Tanto desde el punto de vista de la salud pública como el de práctica clínica cuando nos referimos a caries dental estamos hablando de una gran variedad en los grados de disolución de los tejidos duros del diente, esmalte y dentina, y de una serie de etapas, a cada una de las cuales corresponde un tratamiento diferente el cual puede ir desde métodos preventivos hasta la reposición del tejido dental perdido con obturantes.

Un retazo de la historia de la caries dental

La caries dental es una enfermedad que aparece en la prehistoria humana. Cráneos de hace un millón de años pertenecientes al período neolítico muestran signos de caries, lo que se atribuye al consumo de plantas que contienen hidratos de carbono. Un texto Sumerio de 5000 AEC describe "un gusano de los dientes" como la causa de caries. El pueblo Sumerio, vivió en el sur de Mesopotamia, entre los ríos Tigris y Éufrates, desde fines del IV milenio AEC (AEC, antes de la era contemporánea).

En Pakistán se han observado  dientes que datan de alrededor 5500 AEC a 7000 AEC en los que se observan agujeros que se realizaron con taladros dentales primitivos. Referencias a la caries se registran en los escritos de Homero y Guy de Chauliac. Faraon El Papiro de Ebers, un texto egipcio de 1550 (AEC) menciona las enfermedades de dientes y sus consecuencias para la salud. Durante la dinastía Sargonid de Asiria, durante 668 a 626 AEC los reportes del médico del rey expresan la necesidad de extraerle un diente debido a la inflamación que se le extiende por la cara. La ocupación romana de gran parte de Europa amplio el consumo de productos de alimentación cocinados con lo cual se produjo el aumento de  la caries.

La foto es de un fragmento de madera que se muestra en el museo de El Cario que pertenece a la tumba de Hesy-Ra, en el que aparece su cargo de jefe de dentistas y médicos con el titulo de " el más grande de los médicos que tratan los dientes". La tablilla data del año 3000 AEC, y se considera el testimonio más antiguo de un médico dedicado a la odontología.

Los incrementos más notables en la prevalencia de caries se producen en el año 1000 EAC, que es cuando los azucares de caña invaden con su dulzura el mundo occidental. En esa época el tratamiento consistía principalmente en la aplicación de hierbas medicinales en las cavidades de los dientes y los hechizos, y las extracciones dentales que llevaban a cabo generalmente los barberos, se incluye claro está el derramamiento de sangre y los horrores del acto quirúrgico a sangre fría pero eran la principal opción para acabar con el dolor de muelas, y lo que si está claro es que salvaron miles de vidas evitando las complicaciones sépticas sistémicas. Hay mucha evidencia que demuestra el incremento de caries en los indios norteamericanos después de tener contacto con los colonizadores europeos. Antes de la colonización, los indios norteamericanos subsistían con las dietas propias de los cazadores-recolectores, pero después hubo una mayor dependencia de la agricultura del maíz que hizo a estos grupos humanos más susceptibles a la caries.

En la cultura árabe los médicos como Al-Gazzar y Avicena (en El Canon de la Medicina), como siempre los médicos árabes en la vanguardia de la medicina de la época, ya realizaban sistemáticamente tratamientos para la caries. En esos tiempos se atribuía la caries a un tipo particular de gusano de los dientes. En 1200 el dentista musulmán Abdulasis Gaubari, publica un libro titulado “Sobre el Desenmascaramiento de los Misterios” una argumentación contra la idea que la caries es causada por gusanos, y expreso mandibula vieja claramente que los gusanos de los dientes no existen. De manera que esta fue la primera vez  que se rechazó en un escrito que la caries no la producen gusanos.  A partir de ahí la teoría del gusano dental fue rechazada y desapareció de los textos de los médicos árabes.

En la imagen se muestra un fragmento de mandíbula proveniente de una tumba egipcia que data de 3000 AEC, en la que se observan las perforaciones que algún dentista de la época realizó a la cortical ósea para drenar un absceso dental.

Parece que a falta de una explicación mejor la teoría del gusano era muy aceptada pues en Europa, en la época de la llamada Ilustración también creían que un "gusano de los dientes" causaba la caries.  Fue Pierre Fauchard, conocido como el padre de la odontología moderna, quien rechazo frontalmente la teoría del gusano como causante de la caries dental (seis siglos antes ya los médicos árabes lo habian realizado) y señaló por primera vez, que el azúcar es perjudicial para los dientes y la encía. En 1850, se produjo otro fuerte aumento en la prevalencia de la caries en Europa como consecuencia del cambio de la dieta provocada por el amplio consumo de azúcar de caña. Antes de esa época la caries de cuello dental era el tipo más frecuente, pero la mayor disponibilidad de azúcar, harina refinada, pan y té endulzado no sólo modifico la prevalencia de caries sino que cambio el patrón de distribución y fue más alta la frecuencia de las caries de fosas y fisuras. Paradojas de la vida, ahora los pobres comenzaron a tener tantas caries como los ricos pues podían disponer de azúcar que antes les era muy limitado por sus precios.

En la década de 1890, WD Miller llevó a cabo una serie de estudios que le permitieron formular una explicación de la caries dental que ha sido muy influyente en las teorías actuales. Descubrió que determinadas bacterias de las que habitan en la boca fermentan los azucares y producen ácidos que disuelven las estructuras dentarias. Esta explicación se conoce como la teoría quimio-parasitaria de Miller, un poco después las investigaciones sobre la placa dental de GV Negro y JL Williams fundamentaron sobre evidencias de laboratorio la capacidad de los ácidos para provocar la caries dental. Hoy día se dispone de cientos de artículos científicos que desde diferentes áreas de investigación posibilitan una aproximación muy exacta al conocimiento de la enfermedad más frecuente en el género humano.

Copyright (c) 2011, dentistaenlared.com. derechos reservados. Evelio E. Moreira Díaz.